Entrañando

 

Añorando ha estado, conteniendo dentro de sí una sensación ajena que se clava en lo más hondo de su cuerpo. Aún en el pasado, le recorre de a poco un vacío que entra por su ojos viejos hasta caer, con un gran eco, en lo profundo de su ser.

Deja de respirar, se inunda de sal.

Instintos corporales la expulsan elevándola a la copa más alta de su mirada. El viento, cual alfombra mágica, la levita equilibrando su respiración. Mientras tanto ella solo observa, guarda silencio siendo paciente para permitirle al tiempo germinar otra historia, se metamorfea con el presente, florece el coraje y voltea preparada para mirar de frente.

Rosalina

Mi abuela tiene 96 años y lo único que padece, es la edad.
Dirección y edición: Elisa Rugo
Música original: Elisa Rugo
Material de archivo: 2008-2015
Mezcla: Alfonso Serrano
Duración: 10:14
Ciudad de México, 2015

Treinta y siete minutos

Treinta y siete minutos
Narración, fotografía, edición: Elisa Rugo
Asesoría: Antonio Camarillo
Duración: 2:11
Ciudad de México. 2015

Fe de erratas

Fe de erratas es un fragmento del álbum familiar que mi madre me obsequió, al que yo, la menor de cuatro hermanas, escaneo y altero por medio de un software generador de errores en la imagen (glitch art) para contar mis recuerdos, esos que mi madre no registró, esos que quizá no se detuvo a observar.

Fe de erratas ha sido el medicamento para sanar rencores. Ahora estoy bien.

Preludio de un tiempo

Preludio de un tiempo
Producción, edición y fotografía: Elisa Rugo
Voces: Rosalina Pérez y Elisa Rugo
Música original: Jorge Calleja
Duración 9:32 min.
Ciudad de México
2013

**

Comienzo a escuchar El clave bien temperado de Bach. Pasé mi día con eso en la mente, con los preludios, con el significado inicial que tuvieron como paso para afinación de instrumentos o como introducción improvisada, hasta llegar a ser realmente considerada como una pieza. Pareciera que mi proyecto ha recorrido la misma trayectoria.

El Preludio de un tiempo en una relación adicta, de una eterna paciencia y de un abrigo a nuestras necesidades. Un preludio a mi tiempo, al de Ella y al nuestro extendido.

Más allá de lo familiar es una relación, que con el paso de los años, se fue formando como un testigo; ella durante mi adolescencia lo fue, ahora yo, durante su vejez, lo soy también.

Yo soy de mármol y Ella me está esculpiendo.

La habitación

Mi habitación de descanso y sueño a través de los ojos de Van Gogh

En marzo del 2011 viajé a Amsterdam con el único objetivo de encontrarme con su habitación (La habitación de Van Gogh – primera versión).

Mi ilusión de ver esas pinceladas negras y gruesas contorneando cada mueble de ella, se desvaneció en el museo, al enterarme que había viajado a Japón a una exposición temporal. No la ví.

La pintura regresó a su lugar en junio del mismo año. Yo, en abril al mío.

Hoy en mi casa amarilla, al igual que él, busco el descanso y el sueño. Entre éste y el deseo, la convierto en mía. La recorro con las ganas de encontrar la sensación de solidez y tranquilidad, logrando sólo, hallar esa angustia de morir sin poderla ver.

De su muñeca rota

De su muñeca rota

Docuficción
Narración, fotografía, edición: Elisa Rugo
Duración: 3:32
Coyoacán, Ciudad de México. Agosto, 2011
Agradecimiento grande a mi abue por existir y a Alfonso por estar.

Proyecto realizado durante el taller de Digital Storytelling facilitado por la Fundación Pedro Meyer y el Center for Digital Storytelling.